Descubre 7 fallas más comunes en un automóvil | Mitsubichi

Descubre 7 fallas más comunes en un automóvil

Por |

¿Estás pensando en comprar un auto nuevo? Es una grandiosa idea, ya que conducir un auto puede ser un gran placer, además de las ventajas de desplazamiento. Sin embargo, una parte de la propiedad de un vehículo consiste en solucionar los problemas que pueden hacerlo inseguro para ti y tus pasajeros.

¿Sabes cuáles son las fallas más comunes en un automóvil? En el siguiente artículo, te ayudaremos a identificar los problemas que un auto puede tener. Además, te explicaremos cómo reducir estas fallas.

 

1. Luces delanteras y traseras rotas

Un problema muy común en un auto con el que te puedes encontrar son las luces traseras o delanteras rotas. Una luz dañada representa una situación peligrosa para ti y para los demás conductores en la carretera, incluso puede dar lugar a una multa.

En general, cuando las luces de un auto no encienden se debe a una bombilla quemada o gastada. Sin embargo, el agua también puede causar daños a las luces. Afortunadamente, puedes identificar este problema de una manera muy fácil cuando se trata de las luces delanteras, pero no se puede decir lo mismo de las luces traseras.

Por ese motivo, te recomendamos que de vez en cuando, con la ayuda de una persona, compruebes si las luces se mantienen encendidas mientras frenas. De está forma, evitarás problemas con los demás conductores y con la policía.

 

2. Luces de advertencia

Las luces de emergencia están ubicadas en tu vehículo, específicamente en el tablero. Una luz de advertencia o de comprobación del motor es el problema más común en un automóvil. Las luces que ves incluyen: la revisión del motor, la bolsa de aire y otras más que están diseñadas para advertirte si algo deja de funcionar correctamente.

Sin embargo, a veces las propias luces de advertencia no funcionan correctamente, porque el sensor que activa esta luz puede estar fallando. Estas luces se encienden cuando la ECU (unidad de control del motor) del vehículo detecta un código de error activado por un sensor.

Dado que existen más de 200 códigos de advertencia posibles, la mejor manera de determinar el origen y realizar las reparaciones adecuadas es mediante la ayuda de un mecánico profesional. Este realizará una inspección de las luces de advertencia si sospechas que no funcionan correctamente.

Te puede interesar: Cómo reparar los problemas de las luces intermitentes de un auto

3. Poco ahorro de combustible

poco-ahorro-combustible

La salud de tu motor no puede ser subestimada, ya que es el corazón de tu vehículo. Cuando el motor funciona de forma eficiente, quema el combustible a un ritmo que ayuda a optimizar este consumo.

Sin embargo, varias piezas del sistema de combustible, como los filtros de combustible, los filtros de aire, los sensores de flujo de masa de aire y los sensores de O2 pueden ensuciarse o desgastarse si no se lleva a cabo un mantenimiento regular. Si esto sucede antes de que sean reemplazados, hará que el motor consuma más combustible de lo habitual.

Por ese motivo, es importante ser proactivo con el mantenimiento de las piezas del motor. Hay varias partes de tu auto que puedes limpiar en casa. De esta forma evitarás gastos en combustible y en reparaciones.

 

4. Neumáticos desinflados

Aunque la mayoría de los neumáticos se desinflan tras golpear un objeto o ser pinchados, es posible que el simple desgaste sea la causa principal. Dicho esto, debes saber cómo cambiar un neumático pinchado por tu cuenta cuando llegue el momento.

Para prolongar la vida de tus neumáticos, debes rotarlos cada cierto periodo de tiempo, tal y como recomienda el fabricante del vehículo. Por lo general, se recomienda rotar los neumáticos cada 10.000 km aproximadamente o cuando cambies el aceite del motor.

Además, es importante que elijas los neumáticos correctos así como contar siempre con una llanta de repuesto. De esta forma, evitarás quedarte parado en medio de la carretera por falta de una llanta.

 

5. Frenos defectuosos

Los frenos son una de las partes más importantes de tu vehículo, pero al igual que cualquier otra pieza móvil, el sistema de frenos está destinado a desgastarse en un periodo de tiempo determinado.

Los frenos son vitales para una frenada segura, por lo que cuando muestran cualquier síntoma, como chirridos o el pedal de freno está blando, un mecánico profesional debe inspeccionarlo  tan pronto como sea posible.

Una reparación puede variar según la gravedad del daño, desde conseguir nuevas pastillas de freno hasta reemplazar las líneas de freno. Por lo general, los problemas menores pueden causar chirridos o ruidos, pero una vez que los frenos comienzan a rechinar, es una señal definitiva de que necesitan reemplazarse.

 

6. Sobrecalentamiento

Podrías sospechar que el sobrecalentamiento está más arriba en esta lista, pero en realidad, ocurre raramente. En la mayoría de los vehículos modernos, el sistema de refrigeración es muy complejo y contiene múltiples sensores que controlan la temperatura del refrigerante, el flujo y otros componentes.

Un motor que se sobrecalienta puede ser extremadamente peligroso para conducir, y es algo que notarás enseguida. Un mecánico puede inspeccionar tu motor para averiguar el origen del sobrecalentamiento y restablecer la temperatura de tu vehículo.

Sin embargo, para evitar el sobrecalentamiento de un auto debes estar al pendiente de los servicios de lavado del radiador y cambiar la bomba de agua antes de que se rompa. Verás que estas dos formas de mantenimiento, reducirás los problemas de sobrecalentamiento.

 

7. Batería muerta

fallas-motor

La mayoría de las baterías de los vehículos deberían durar entre 3 y 4 años. La causa de una batería muerta suele deberse a la reducción de amperios o corrientes eléctricas que disminuyen de forma natural a medida que la batería pierde su capacidad de mantener la carga. 

Un alternador dañado, un sensor de temperatura de la batería u otros componentes del sistema de carga pueden acelerar este problema. Esto suele ocurrir si dejas los faros encendidos cuando el auto no está en marcha o por las temperaturas bajas.

Para reparar una batería muerta, necesitas cables de arranque y la batería de otro auto. Si la batería de tu vehículo sigue siendo efectiva, volverá a encenderse. De lo contrario, tendrás que sustituirla.

Ahora que sabes cuáles son los problemas más comunes en un auto, te invitamos a descubrir nuestra increíble gama de vehículos. ¡Si deseas comprar una de las camionetas que tenemos para ofrecerte, revisa nuestras principales promociones!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

publicidad

reserva online

todos los temas

Buscar por modelo

Mirage

ASX

Eclipse Cross

Outlander

Montero Sport

Montero

l200