Cómo consumir menos combustible | Mitsubishi Motors

Cómo puedes consumir menos combustible

Por |

consumir-menos-combustible

Los gastos de comprar un auto no terminan solo con el costo del mismo vehículo. Tanto si lo compras al contado como si optas por un financiamiento, tendrás que hacer frente a los costos recurrentes, sobre todo si deseas mantener tu nueva camioneta en el mejor estado posible.

Uno de los elementos más frecuentes (y volubles) para los que hay que prepararse es el combustible, esto es especialmente importante porque el precio en los surtidores depende del mercado y puede variar cada cierto tiempo.

Y aunque las camionetas modernas están diseñadas para ser más eficientes en el consumo de combustible que los modelos de hace varias décadas, nunca dejaremos pasar la oportunidad de ahorrar dinero.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos si deseas que tu auto consuma aún menos combustible, especialmente si lo utilizas a menudo.

 

1. Comprueba la presión de los neumáticos

comprueba-presion-neumaticos

Puede que el motor y la transmisión impulsen el movimiento de una camioneta, pero son los neumáticos los que proporcionan el agarre y permiten que avance. Esto es posible gracias a la zona de contacto, la parte del neumático que entra realmente en contacto con la superficie de la carretera. Cuanto mayor sea la zona de contacto (por ejemplo, con neumáticos poco inflados o con mayor carga), mayor será la resistencia a la rodadura que tendrá que soportar el vehículo.

Cuando el motor tiene que trabajar más para mantener el auto en movimiento, acaba consumiendo más combustible. Asegúrate de comprobar la presión de los neumáticos antes de salir, preferiblemente por la mañana, cuando las temperaturas ambientales aún son bajas.

Puedes utilizar como referencia la presión recomendada para los neumáticos que se indica en el umbral de la puerta del vehículo, siempre que no los infles en exceso.

 

2. Deshazte del exceso de peso

Hoy en día, los autos ya no son sólo un medio de transporte, sino que también son una extensión del hogar o de tu espacio de trabajo. Aparte de los objetos habituales, como las herramientas y los dispositivos de alerta, es posible que cargues con otras cosas, como una muda de repuesto o equipamiento.

 Recuerda que todo ese peso recae sobre el auto. En la medida de lo posible, lleva sólo lo que realmente necesites en un viaje o desplazamiento concreto, y elimina las cargas innecesarias. Por ejemplo, si tienes tu propia plaza de aparcamiento en la oficina, puedes dejar la funda del vehículo en casa. O limpia el maletero de residuos para aligerar la carga.

 

3. Evalúa los accesorios

Muchos propietarios no se conforman con tener una configuración de serie, sino que optan por añadir un toque personal para que su camioneta se destaque, especialmente si se trata de un modelo popular. La forma más visible de hacerlo es a través de los accesorios exteriores. Estos complementos pueden mejorar el aspecto general y su utilidad, pero también pueden añadir volumen y afectar a la aerodinámica del vehículo.

Es posible que notes un descenso en la eficiencia del combustible después de haber instalado accesorios como portaequipajes, bull bars o guardabarros. Si los accesorios son fácilmente desmontables quítalos cuando no los vaya a necesitar. De lo contrario, tendrás que decidir si puedes vivir sin tener que destinar un presupuesto ligeramente superior al combustible.

 

4. Evita la conducción agresiva

Acelerar y frenar bruscamente, sobre todo si el vehículo está parado, puede aumentar el consumo de combustible hasta en un 40%. Esto también será incómodo y peligroso para los pasajeros. Incluso, las pequeñas aceleraciones durante la marcha disminuyen la eficiencia del combustible.

Te puede interesar: ¿Qué son los sistemas de asistencia de manejo y cuáles son los más populares?

 

Teniendo en cuenta que un auto consume la mayor cantidad de combustible cuando arranca desde el reposo, querrás acelerar lo más suavemente posible, entrando en las marchas más altas tan rápido como lo permita la velocidad del vehículo.

Levanta el pie del acelerador cuando llegue el momento de reducir la velocidad y conduce de forma constante a los límites de velocidad indicados en las autopistas. Si tu vehículo dispone de control de crucero, utilízalo cuando la situación lo amerite.

 

5. Mantén el octanaje adecuado

manten-octanaje-adecuado

Incluso después de elegir un modelo económico, muchos conductores quieren obtener el mejor rendimiento disponible. La técnica habitual es cargar gasolina con un octanaje superior al recomendado por el fabricante, en la creencia de que esto hará que el auto funcione más rápido.

Además de tener un precio más elevado que las mezclas normales, los combustibles de alto octanaje están formulados para quemarse con más facilidad, así que no esperes que tu presupuesto dure tanto si optas por el producto más costoso. De la misma manera, los combustibles de alto octanaje no ofrecen ninguna ventaja sobre los normales a la hora de prevenir o eliminar los depósitos del motor.

El único beneficio que aportan a los motores estándar es la eliminación del knocking o el autoencendido así que si no hay nada malo en el motor, es mejor que cargues con el combustible de octanaje recomendado.

 

Ahora que sabes cómo puedes consumir menos combustible, te invitamos a descubrir nuestra increíble gama de vehículos. ¡Si deseas comprar una de las camionetas que tenemos para ofrecerte, revisa nuestras principales promociones!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

publicidad

reserva online

todos los temas

Buscar por modelo

Mirage

ASX

Eclipse Cross

Outlander

Montero Sport

Montero

l200