Cómo preparar tu auto para la primavera | Mitsubishi Motors

5 cosas que debes hacer para preparar tu auto para la primavera

Por |

cosas-debes-hacer-preparar-auto-primavera

El frío del invierno va quedando atrás, lo que significa que es hora de preparar tu camioneta nueva para el calor de los próximos meses. Cuando conduces en invierno, el clima y el estado de la carretera pueden causar estragos en tu auto; por ejemplo, la sal puede dañar varios componentes, desde el tren de rodaje, los neumáticos hasta los limpiaparabrisas.

Si quieres evitar algún daño innecesario a tu camioneta, en los siguientes meses que las temperaturas se incrementarán notoriamente, te invitamos a poner en práctica los siguientes consejos.

 

1. Limpiaparabrisas para la lluvia

A continuación, inspecciona tus limpiaparabrisas. Los has utilizado durante todo el invierno, así que debes asegurarte de que las escobillas siguen limpiando el parabrisas (y la luna trasera) correctamente. La vida útil de una escobilla limpiaparabrisas es de 6 meses a un año, así que ahora es el momento perfecto para inspeccionarlas y sustituirlas si es necesario. Comprueba también la bomba y el depósito del líquido limpiaparabrisas, y rellénalo si es necesario.

Te puede interesar: Conoce los diferentes tipos de limpiaparabrisas

 

 

2. Cambio de neumáticos

cambio-neumaticos

Si tienes neumáticos radiales de invierno y de verano, ahora es el momento de cambiarlos. Si usas los neumáticos de todo el año, haz una cita para hacerlos rotar. La mayoría de las empresas de servicios rotan los neumáticos cuando se cambia el aceite.

 

Comprueba también la presión de estos. Un cambio de 10 grados Fahrenheit en la temperatura ambiente cambiará la presión de tus neumáticos en aproximadamente 1 libra por pulgada cuadrada. Comprueba la presión de los neumáticos antes de conducir a cualquier lugar, ya que la conducción puede calentar los neumáticos y desviar la lectura.

Asegúrate de mantener la presión de acuerdo con las recomendaciones del fabricante. Un inflado insuficiente hará que los neumáticos se desgasten y reduzcan el kilometraje de la gasolina. Un inflado excesivo provoca un desgaste desigual en el centro del neumático, lo que lleva a sustituirlo antes de lo que normalmente se necesita.

 

 

3. Batería y filtros

Inspecciona y limpia la batería si es necesario. Mira los contactos, y si hay una acumulación blanca de corrosión, límpialos. Utiliza un cepillo de dientes duro y una mezcla de bicarbonato de sodio y agua para eliminarla. Haz que tu batería sea revisada gratuitamente en tu tienda local de autopartes para asegurarte de que todavía es capaz de mantener una carga adecuada.

Ya que estás ahí, revisa el filtro de aire. El filtro de aire debe cambiarse según las recomendaciones del fabricante.

Si vives en zonas más polvorientas, o si conduces en condiciones severas, tendrás que cambiarlo más a menudo. Aunque un filtro de aire sucio ya no tiene un impacto significativo en el kilometraje de la gasolina, todavía puede prevenir el desgaste excesivo del motor.

 Te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre las baterías para autos

 

 

4. Cambios de aceite y líquidos para la temporada

cambio-aceite

Si vives en una zona con inviernos excepcionalmente fríos, deberías cambiar la viscosidad del aceite. Pasar a un aceite de mayor peso durante el verano mejorará el rendimiento. Del mismo modo, si vives en una zona con veranos calurosos, deberías también cambiar el peso del aceite para mantener el rendimiento. Por supuesto, cuando cambies el aceite, también debería cambiar el filtro.

Inspecciona también el refrigerante, los frenos y los líquidos de la dirección. Asegúrate de que el refrigerante es una mezcla estándar de 50/50 de refrigerante y agua. Si ya han pasado dos años, también deberías lavar el radiador.

Te puede interesar: ¿Por qué el nivel del refrigerante está bajo, pero no hay fugas visibles?

 

 

5. No descuides el resto

Abre el capó y limpia el bloque del motor. Utiliza un guante para lavar el auto y agua tibia con jabón para limpiarlo. Retira las hojas y otros restos que se hayan colado bajo el capó. 

Echa un vistazo a la parte inferior de las puertas de tu vehículo, donde la suciedad, la sal y la corrosión pueden afianzarse. Limpia a fondo el interior. Retira las alfombrillas y lava el exterior para eliminar la suciedad, la sal y la arena que se pueda haber acumulado en los meses anteriores.

Pasa un buen aspirador por la tapicería y el resto de la alfombra y sigue con un protector en spray para el salpicadero y el vinilo o el cuero expuestos. Por último, rocía las juntas de las puertas y ventanas con un spray de silicona. No te olvides tampoco de la junta del maletero. Este spray ayudará a mantener las juntas herméticas y a repeler la suciedad. Asegúrate de limpiar el exceso.

Ahora que hemos visto esta sencilla lista de comprobación para preparar tu auto para la primavera y el verano, es hora de poner en práctica estos consejos. El clima cálido ya está aquí, es hora de disfrutarlo; al menos antes de que haga demasiado calor y todo el mundo se refugie en un acogedor espacio con aire acondicionado.

Ahora que conoces que debes hacer para preparar tu auto para la primavera, te invitamos a descubrir nuestra increíble gama de vehículos. ¡Si deseas comprar una de las camionetas que tenemos para ofrecerte, revisa nuestras principales promociones!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

publicidad

reserva online

todos los temas

Buscar por modelo

Mirage

ASX

Eclipse Cross

Outlander

Montero Sport

Montero

l200