6 mantenimientos que no puedes dejar de realizar

6 mantenimientos que nunca puedes dejar de realizar a tu camioneta

Por |

mantenimientos-nunca-puedes-dejar-realizar-camioneta

Como ya lo sabes, el cuidado y mantenimiento es solo una parte de ser el propietario de un vehículo. Es extremadamente importante y ayuda a que tu camioneta nueva funcione de la mejor manera y por el mayor tiempo posible.

El mantenimiento no es algo cotidiano (o al menos no lo esperas), pero tendrás que tomarte un momento cada cierto tiempo para asegurarte de que tu auto está en buenas condiciones y listo para llevarte a tu destino con comodidad.

Siendo el mantenimiento tan importante, es fundamental examinar de cerca algunas tareas más simples que ayudarán a mantener a tu auto en la carretera.

 

El mantenimiento que importa

Cada auto o camioneta tiene su propio programa de mantenimiento, y cada modelo tiene diferentes tareas que deben realizarse. Esto se debe al hecho de que cada modelo tiene su propio diseño, y algunos diseños requieren más mantenimiento que otros.

Hay muchos vehículos diseñados para ser de bajo mantenimiento y con costos de conservación extremadamente asequibles.

No importa qué vehículo tengas, tienes que asegurarte de que haces el mantenimiento requerido en el tiempo o kilometraje especificado.

Entre las tareas de mantenimiento que nunca puedes dejar de realizar se encuentran:

 

1. Revisar los líquidos

Los fluidos son todo para un auto. Esto incluye el aceite del motor, el refrigerante, el líquido de dirección asistida, el líquido de transmisión, el líquido de frenos, entre otros. De manera regular (una vez al mes o cada cierto kilómetro) deberías revisar los distintos fluidos de tu auto.

Si no estás seguro de cómo hacerlo, consulta el manual de instrucciones. La mayoría te guiará a través de la tarea de mantenimiento más básica. La mejor parte de esto es que sólo toma un par de minutos.

Si notas que algo está por debajo de su nivel, entonces debes agregar un poco más. Esto se aplica a todo, desde el aceite hasta el líquido de los limpiaparabrisas. Si no te sientes cómodo añadiendo estos líquidos, entonces debes llevar tu auto a un taller para encontrar a alguien que lo haga por ti.

 

2. Revisa y reemplaza tus limpiaparabrisas

Los limpiaparabrisas pueden parecer una cosa pequeña, pero si alguna vez has conducido con unos que sólo empujan el agua hacia un lado o que causan rayaduras, entonces sabes por qué es una tarea de mantenimiento importante.

Los limpiaparabrisas adecuados te permitirán ver mejor, lo que asegurará que estés más seguro mientras conduces. Incluso, puedes revisarlos mientras manejas. Si ves rayas o no estás satisfecho con la claridad después de usarlos, considera la posibilidad de comprar unos nuevos.

Reemplazar los limpiaparabrisas es lo más fácil que puede hacer. La caja en la que vienen te mostrará cómo ponérselos. Sin embargo, ten en cuenta que algunos son más fáciles que otros.

revisa-reemplaza-limpia-parabrisas

Te puede interesar: Conoce los diferentes tipos de limpiaparabrisas

 

3. Revisa y reemplaza el filtro de aire

Tu motor respira, más o menos, como un ser humano. Toma el aire, lo usa con una mezcla de aire y combustible, y luego lo expulsa. El aire que es aspirado por el motor necesita estar limpio. Aquí es donde entra el filtro de aire.

Un filtro de aire hace exactamente lo que te imaginas, filtra todo el polvo y la suciedad que tu motor quiere aspirar durante la conducción. Tener un filtro de aire limpio no sólo asegurará la durabilidad de tu auto, sino que también ayuda a que tu auto funcione de la mejor manera posible.

Reemplazar un filtro de aire también es bastante fácil. La caja de aire se mantiene normalmente cerrada con abrazaderas. Abre esas abrazaderas y podrás sacar fácilmente el filtro para reemplazarlo por uno nuevo. La frecuencia con la que debes reemplazarlo se especifica en el manual del usuario.

 

4. Haz los cambios de aceite

Cuando decimos que hagas los cambios de aceite, no queremos decir necesariamente que los hagas por tu cuenta. Claro que puedes. Es una gran manera de ahorrar dinero y tampoco te cuesta mucho tiempo. La mayoría de los cambios de aceite se pueden hacer en casa en 30 minutos o menos.

Sin embargo, lo que queremos decir, es que debes cumplir con el programa de cambio de aceite indicado en el manual del propietario. Algunos aceites están aprobados para periodos más largos entre cambios, pero asegúrate de comprobar cuánto tiempo puede pasar y planea en consecuencia.

 

5. Comprobar y limpiar los terminales de la batería

comprobar-limpiar-bateria

La batería de un auto durará unos cuantos años. Una cosa que puedes hacer, para asegurarte de que tu batería sea capaz de enviar la cantidad adecuada de energía al resto de tu vehículo, es comprobar y limpiar los terminales de la batería de vez en cuando.

Los terminales de la batería pueden ensuciarse y corroerse, y cuando esto sucede, es difícil que la electricidad almacenada en la batería se envíe a través de los cables de esta y a los sistemas y componentes de tu auto que necesitan la energía (como el motor de arranque).

No tienes que revisar los terminales de la batería a menudo. Simplemente comprueba los terminales cada vez que revises los fluidos. Tendrás el capó levantado de todos modos, así que simplemente deberías poder echar un vistazo a los terminales de la batería para determinar si necesitan una buena limpieza.

Si los terminales necesitan ser limpiados, puedes hacerlo con un cepillo de alambre fino.  

 

6. Limpia tu auto por dentro y por fuera

Limpiar el auto es algo que a menudo se pasa por alto, pero un vehículo limpio a menudo durará más tiempo y funcionará mejor que uno sucio.

Debes limpiar tanto el interior como el exterior. Siempre empiezo por el exterior. Lavar bien el vehículo es tan fácil como ir a una estación de servicio autorizada. También puedes lavar el auto en casa con tu manguera y un poco de jabón diseñado para vehículos.

Cuando se trata del interior, necesitarás una barredora, algunas toallitas o solución limpiadora diseñada para el plástico (y el cuero), y algún limpiador o toallitas para ventanas. Barre los pisos, las alfombras y los asientos; limpia el tablero, el volante y los paneles de las puertas; y luego limpia el interior de las ventanas.

Si no quieres hacer este trabajo por ti mismo, hay muchos lugares que limpiarán el interior y el exterior de tu camioneta para que siga teniendo un aspecto fantástico. 

Ahora que conoces los diferentes mantenimientos que nunca puedes dejar de realizar a tu camioneta te invitamos a descubrir nuestra increíble gama de vehículos. ¡Si deseas comprar una de las camionetas que tenemos para ofrecerte, revisa nuestras principales promociones!

banner-mitsubishi-new-outlander

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

publicidad

reserva online

todos los temas

Buscar por modelo

Mirage

ASX

Eclipse Cross

Outlander

Montero Sport

Montero

l200