¿Qué es el control de tracción y cómo funciona?

¿Qué es el control de tracción y cómo funciona?

Por |

Muchos de los autos nuevos están equipados con un sistema de control de tracción. Este es una función de seguridad que ha existido durante décadas en diversas formas, pero se ha convertido en algo muy indispensable para los vehículos a lo largo de los años.   

Como ocurre con muchos mecanismos de seguridad de los automóviles, funciona de forma oculta y es posible que ni siquiera lo notes, pero un carro equipado con este sistema, sin duda es más seguro que uno sin él. ¿Interesado en saber más al respecto? ¡Sigue leyendo y descubre qué es el control de tracción, cómo funciona, entre otros aspectos relevantes! 

¿Qué es el control de tracción?

En pocas palabras, el control de tracción es un sistema que utiliza los mismos sensores que el sistema de frenos antibloqueo (ABS) para reducir o evitar que las llantas patinen en condiciones resbaladizas o riesgosas. 

Si una llanta patina, significa que el neumático ya no se adhiere eficazmente a la superficie de la carretera, lo que puede provocar un sobreviraje (cuando la parte trasera del auto se sale de su trayectoria) o un subviraje (cuando el auto no responde lo suficiente a los movimientos del timón), lo que podría resultar peligroso cuando se está conduciendo. 

Te puede interesar: ¿Cuándo es el momento adecuado para cambiar las llantas de tu camioneta? 

¿Cómo funciona el control de tracción?

funcionamiento-control-traccion-auto  

La función del control de tracción es bastante simple, pero muy eficaz. Es un sistema que cuenta con sensores activos en los neumáticos, los cuales supervisan los movimientos del vehículo. Durante esta supervisión, los sensores vigilan atentamente tanto la velocidad del carro como la de las llantas. 

Si alguna de ellas gira más rápido de lo que va el auto, ese neumático comenzará a perder tracción, lo que podría ocasionar algún tipo de patinaje o hidroplaneo. Aquí es donde interviene este sistema para evitar que se produzcan ambas cosas. 

Este se activa si un neumático gira demasiado rápido y reduce de forma automática su velocidad. Esto ayuda a tu auto a recuperar la tracción. Cuando se activa, es posible que sientas un pequeño impulso en el auto. Pero eso solo significa que la función de seguridad está haciendo su trabajo. Sin embargo, este control no funciona solo. 

Puede que hayas notado que la señal del freno antibloqueo (ABS) se enciende. El sistema ABS ayuda a evitar que el auto patine, pero de una manera diferente. Este se encarga de que las llantas sigan girando cuando frenas y de que no se bloqueen. 

¿Cuándo se debe utilizar el control de tracción? 

El control de tracción es una función que puede estar activada en todo momento, incluso si las condiciones climáticas no suponen un peligro. Por lo general, se activa por defecto al encender el auto. También puedes desactivarlo, pero hay algunas situaciones en las que es crucial que permanezca encendido. 

En los casos de conducción en los que te encuentres en condiciones de lluvia intensa o incluso en superficies en las que el suelo se sienta inestable, este sistema marcará una gran diferencia a la hora de mantener tu seguridad.

De igual forma, este puede ser beneficioso cuando se conduce por curvas en condiciones climáticas riesgosas. Hacer un giro brusco en una superficie normal y no peligrosa también puede provocar una pérdida de tracción. 

De hecho, este sistema podría incluso marcar la diferencia entre permanecer en la carretera o sufrir algún percance con el auto a causa de algún problema de deslizamiento o patinaje cuando las carreteras están mojadas o en condiciones que pueden suponer un riesgo para el desplazamiento del vehículo. 

Por lo tanto, es mejor dejar el sistema de control de tracción activado siempre que te enfrentes a condiciones complicadas en la carretera. Y aunque la situación no parezca arriesgada, lo más recomendable es que lo dejes prendido para estar seguro, salvo en casos excepcionales en los que es necesario apagarlo, como los que se mencionan más adelante. 

Te puede interesar: 9 consejos para un viaje en carretera cómodo y seguro

¿Cuándo se debe desactivar el control de tracción?

desactivar-control-traccion

Hay algunas circunstancias en las que es aconsejable desactivar el sistema. Si conduces sobre arena o en condiciones de mucho barro, la capacidad de adherencia de los neumáticos será muy limitada y, en estas circunstancias, es preferible que las llantas giren un poco para tratar de ganar tracción. 

Si el sistema de tracción continúa detectando una llanta que gira en estas condiciones, seguirá reduciendo la potencia, lo que no ayudará a que el auto tome impulso. Por lo tanto, si te encuentras conduciendo sobre carreteras con barro, arena, etc., considera desactivarlo si sientes que el vehículo se está atascando. 

Hasta aquí hemos visto en qué consiste el control de tracción, cómo es su funcionamiento, entre otras cuestiones. Como ves, este sistema contribuye para aumentar tanto la seguridad del conductor como la de los pasajeros, a la vez que mejora la experiencia de conducción reduciendo los riesgos en la carretera. ¡Esperamos que esta información te haya sido útil! 

Ahora ya conoces más sobre el sistema de tracción de un automóvil. Te invitamos a descubrir nuestra increíble gama de vehículos. ¡Si deseas comprar una de las camionetas que tenemos para ofrecerte, revisa nuestras principales promociones!

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

publicidad

reserva online

todos los temas

Buscar por modelo

Mirage

ASX

Eclipse Cross

Outlander

Montero Sport

Montero

l200