Qué hacer luego de recibir tu camioneta | Mitsubishi Motors

4 aspectos que debes tener en cuenta luego de recibir tu camioneta nueva

Por |

aspectos-debes-tener-cuenta-luego-recibir-camioneta-nueva

Tanto si es tu primera vez como dueño de una camioneta de estreno, o has comprado diversos autos a lo largo de tu vida, el momento en el que recibirás tu nuevo vehículo es algo que esperas como muchas ansias.

Es una sensación muy parecida a la de abrir un obsequio que esperabas hace mucho tiempo, solo que en esta oportunidad podrás disfrutar de una carrocería reluciente y del olor a vehículo nuevo en tu garaje.

Está bien estar emocionado, pero a veces esa sensación puede hacer que pases por alto ciertos aspectos que debes considerar al recibir tu auto nuevo, lo que podría impedirte disfrutar al máximo de él.

A continuación, te contamos algunos de los puntos más importantes a tener en cuenta luego de recibir tu camioneta de estreno.

 

1. Inspecciona si hay daños superficiales

Los autos no se construyen en el concesionario donde se venden, puede ser un largo viaje desde la fábrica hasta el concesionario en el que vas a hacer la compra, más aún si la unidad es importada del extranjero.

Diversas personas pueden tener contacto con el auto en el camino, y no importa cuán cuidadosos sean, siempre existe el riesgo de que la unidad sufra daños en forma de pequeñas abolladuras, golpes y rasguños, así como partes descoloridas o que pierden parte de su color por una larga exposición a la luz solar. 

Incluso, las unidades que ya han llegado al concesionario en condiciones de seguridad seguirán siendo propensas a pequeños accidentes, ya que el espacio limitado para la sala de exposición, y el área de servicio, hace que los autos se muevan con frecuencia para hacer sitio a otros modelos.

Si optas por recoger tu camioneta nueva en la sala de exposición, es una oportunidad perfecta para darle una buena revisión al exterior y al interior, además de los procedimientos estándar de inspección que lleva a cabo el concesionario. 

Especialmente, ten en cuenta si los revestimientos de los asientos están sucios, las superficies presentan algún daño o si hay grietas en las juntas de goma de las puertas. Si estás en un concesionario de confianza no debería presentarse ningún inconveniente.    

 

2. Comprueba las características y los accesorios

comprueba-caracteristicas-accesorios

El auto puede llegar a tus manos sin haber sido usado, pero no hay ningún daño en asegurarte de que todo está en orden.

Si el concesionario promete herramientas básicas gratuitas, cubiertas de asiento, alfombras, productos para las ventanas y dispositivos de alerta temprana como parte del acuerdo, entonces se espera que todos ellos estén ahí cuando eches un vistazo.

Por ejemplo, el gato hidráulico debe guardarse en una zona designada, y todos los neumáticos (incluido el de repuesto) deben estar debidamente inflados.

Te puede interesar: 5 consejos para proteger los neumáticos de tu camioneta durante la cuarentena

Las características estándar pertinentes a la variante o modelo concreto que hayas adquirido también deberían funcionar correctamente. No se deben aceptar luces averiadas, interruptores defectuosos y servicios eléctricos que no funcionen bien.

Levanta el capó y mira debajo del compartimento del motor para ver si está razonablemente limpio y asegúrate de que el aceite del motor, el refrigerante y los líquidos de freno están en niveles adecuados. Además, se debe tener a mano la documentación completa.  

 Te puede interesar: Cómo proteger los frenos de tu camioneta

 

3. Lee el manual

Hablando de documentos, el más importante de ellos es el manual del usuario. Es la biblia que el fabricante ha redactado minuciosamente para asegurarse de que el vehículo se utiliza sólo de acuerdo con sus especificaciones exactas.

Los agentes de ventas sólo pueden decirte algunas cosas en términos de características específicas. Además, tienen otros modelos que necesitan vender a otros clientes, así que, vale la pena darle una lectura. En muchos casos, el hecho de no leer el manual de usuario conduce a prácticas que anulan la garantía del vehículo.

Tómate el tiempo para hojear el manual y familiarizarte con el funcionamiento interno de la camioneta, porque nunca sabrás cuando algunas características pueden ser útiles.

Por ejemplo, algunos autos equipados con un botón de arranque del motor tienen una llave física en el mando a distancia inalámbrico que te permite acceder a la cabina en caso de que falle la entrada sin llave, un hecho del que algunos propietarios todavía no son conscientes. 

 

4. Escucha por sonidos y olores inusuales

escucha-sonidos-olores-inusuales

Idealmente, un auto nuevo no debería mostrar signos de uso previo, aparte del kilometraje de dos dígitos en el odómetro, debido al posible traslado del vehículo hacia el concesionario.

Sin embargo, hay casos en los que puedes sentir que algo no está del todo bien cuando llevas el auto a dar una vuelta a los pocos días de traerlo a casa. Puede ser un olor a moho o a humedad que desprende el aire acondicionado, o algo más alarmante como el olor a gasolina, que puede indicar la ruptura de las líneas de combustible.

También deben investigarse los ruidos y vibraciones innecesarias, ya sea que se deban a elementos no seguros a bordo o a algo mucho más grave, como paneles sueltos y amortiguadores dañados. Si estos problemas persisten, lleva el auto al concesionario y hazlo revisar bajo garantía.

Ahora que conoces los aspectos a tener en cuenta luego de recibir tu camioneta te invitamos a descubrir nuestra increíble gama de vehículos. ¡Si deseas comprar una de las camionetas que tenemos para ofrecerte, revisa nuestras principales promociones!

banner-mitsubishi-new-asx-2020

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

publicidad

reserva online

todos los temas

Buscar por modelo

Mirage

ASX

Eclipse Cross

Outlander

Montero Sport

Montero

l200