Descubre 4 tipos de amortiguadores de un vehículo

Todo lo que debes saber sobre los amortiguadores de un vehículo

Por |

Si estás buscando carros en venta, es importante que conozcas más sobre las partes básicas que contribuyen en su funcionamiento, como los amortiguadores. Los fabricantes de autopartes hacen diferentes tipos de ellos. Por esta razón, el modelo a utilizar en un vehículo dependerá de muchos factores.

Estas piezas controlan los movimientos de los resortes de suspensión, lo que ayuda a mejorar la calidad del desplazamiento y aumenta la estabilidad del vehículo. Asimismo, también prolongan la vida de los neumáticos y otros elementos de un automóvil. 

¿Interesado en saber más al respecto? En el siguiente artículo, te mostramos 4 tipos de amortiguadores, qué son y cómo funcionan. 

¿Qué son los amortiguadores? 

Un amortiguador es una pieza mecánica o hidráulica que sirve para absorber y amortiguar los impactos. Para ello, convierte la energía cinética del golpe en otra forma de fuerza, por lo general, calor, que luego se dispersa en el vehículo.

Además de suavizar los baches y sacudidas, la función principal del amortiguador es garantizar que las llantas del auto permanezcan en contacto con el suelo en todo momento, lo cual brinda un control y una respuesta de los frenos mucho más seguros. 

Te puede interesar: 6 sistemas de freno que podrás encontrar en una camioneta

¿Qué función cumplen?

Los amortiguadores son las piezas de tu vehículo responsables de mantener una conducción cómoda. Cumplen dos funciones. En primer lugar, están diseñados para suavizar cualquier tipo de movimiento, sacudida o rebote que se produzca durante el manejo del vehículo. 

En segundo lugar, ayudan a mantener todos los neumáticos sobre la carretera mientras el auto está en movimiento. 

Tipos de amortiguadores

tipos-amortiguadores-1

1. Amortiguadores de doble tubo

Como su nombre indica, estos constan de dos tubos diferentes: el exterior, que forma el cuerpo del amortiguador, y el interior, por el que se mueve el pistón. Las válvulas entre ambos tubos y los hoyos en el pistón facilitan el movimiento del aceite cuando esta pieza está funcionando. 

Esta clase de amortiguadores es el más común. Asimismo, son los más asequibles. Por ello, los encontrarás en la mayoría de los autos y camiones.

2. Amortiguador monotubo 

Estos amortiguadores funcionan con gas, generalmente nitrógeno. Tienen un tubo de presión, el cual se compone de dos pistones, uno de división y otro para el funcionamiento. Los pistones y vástagos instalados tienen un diseño similar al de los de doble tubo.

Asimismo, esta clase de amortiguador puede instalarse al revés o en sentido contrario y funcionará de cualquier manera. Teniendo en cuenta su flexibilidad, esta pieza es un componente importante para soportar el peso del vehículo.

Un amortiguador de un solo tubo no tiene una válvula de base. Sin embargo, tiene una mayor superficie y capacidad de carga. Además, el aceite que contiene ayuda a distribuir el calor mucho más rápido, lo que reduce el desgaste del automóvil. 

3. Amortiguador hidráulico

Los amortiguadores hidráulicos se utilizan actualmente en casi todos los autos convencionales. Cuando te encuentras con un bache o hueco, tu vehículo se sacude hacia adelante y luego hacia atrás. Esto se debe a que estas piezas están trabajando para absorber el impacto y reducir la fuerza del golpe. 

Sin ellos, la conducción sería dura e incómoda. No obstante, con este tipo de amortiguador, todos estos aspectos se solucionan sin problemas. Consta de un pistón que está unido a la parte inferior del vehículo y que hace presión contra el interior del tubo. A medida que el auto se mueve hacia adelante y hacia atrás, estos se unen y se separan. 

Esta acción crea un efecto de amortiguación que absorbe gran parte del movimiento de sacudida. De este modo, la conducción resulta más suave y cómoda.

Te puede interesar: ¿Cómo determinar la presión correcta de los neumáticos?

4. Amortiguador telescópico

amortiguador-telescopico

Un amortiguador telescópico es uno con dos tubos en forma de telescopio. Uno de ellos está dentro del otro. El tubo interior tiene un pistón unido a él. Cuando los neumáticos se mueven, este lo hace dentro del tubo interno. Asimismo, dicho pistón está sujeto a un eje que a su vez está conectado a una válvula. 

Cuando esta se abre, permite que el líquido fluya desde un lado del pistón al otro, lo que crea un efecto de amortiguación para las llantas. 

Ahora ya conoces 4 clases de amortiguadores, qué funciones cumplen, entre otros aspectos. Estos elementos desempeñan funciones cruciales en el sistema de suspensión de tu auto. Por ello, es fundamental conocer los diferentes tipos qué existen y por qué son importantes para tu vehículo. ¡Esperamos que esta información te haya sido útil! 

Ahora que ya conoces más sobre esta pieza de tu auto, te invitamos a descubrir nuestra increíble gama de vehículos. ¡Si deseas comprar una de las camionetas que tenemos para ofrecerte, revisa nuestras principales promociones!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

publicidad

reserva online

todos los temas

Buscar por modelo

Mirage

ASX

Eclipse Cross

Outlander

Montero Sport

Montero

l200